Usuario:

Password:

AÑO X
Lima, mayo – junio 1935
Núm. 60

Vista exterior de la nueva residencia de los Padres Carmelitas en San Pedro de Lloc

CRÓNICA

INAUGURACIÓN DE LA NUEVA CASA PARROQUIAL DE SAN PEDRO DE LLOC

El domingo 17 de marzo tal como lo habíamos anunciado, llevóse a cabo en esta capital de la provincia, la ceremonia de la bendición e inauguración de la casa parroquial que acaba de construir la congregación de religiosos Carmelitas a que pertenece el párroco Fr. Gabriel de la Anunciación.
Además de la casa convento, que ha sido construida totalmente, se ha reparado la sacristía de la Iglesia, cuyo deplorable estado amenazaba derrumbarse en cualquier minuto, pues las lluvias del año 25 y el abandono en que se encontraba ese lugar, casi no permitía contar con él, para los usos a que estaba destinado. Hemos visto que hoy presenta distinto aspecto, ofreciendo las seguridades de una buena reparación, aseada y expedita para servir, efectivamente, de sacristía. Las bóvedas del templo, agrietadas y en peligro de arruinarse más, merecieron principal atención. Labor de sumo cuidado y mejor dirección ha sido ésta, que aseguró ya el buen estado de esas bóvedas por muchísimo tiempo. Hasta donde lo han permitido os escasos recursos, ha limpiado exterior y totalmente la Iglesia, presentando ahora un aspecto simpático y muy distinto al que nos habíamos acostumbrado y hasta conformado ver.

Fachada de la Iglesia Parroquial de San Pedro de Lloc y la Plaza de Armas

Contando con la importancia de las obras que anotamos y que le dan a San Pedro en su plaza principal, mayor realce, fácil es deducir que a la bendición e inauguración de esas obras, concurrió toda la sociedad y gran parte del pueblo de San Pedro, espontáneamente para testimoniar su agradecimiento y satisfacción, pro las obras realizadas, al Padre Gabriel, modesto, virtuoso y abnegado colaborador de la congregación Carmelita; uno de sus más activos elementos que dedicó toda su vida religiosa la trabajo efectivo, pues por donde se ha radicado temporalmente, ha dejado huella de su espíritu emprendedor; y sus obras, en distintos lugares de la república, constituyen su mejor recuerdo.
Gran número de familias del vecino puerto, estuvieron también acompañando a la sociedad de San Pedro en el día de ayer, que marcó una fecha grata para el culto católico.
A las 3:45pm. se dio principio a la ceremonia con el Solemne Te Deum, cantado por las Mm. Franciscanas y oficiado con toda pompa por el R. P. Hermenegildo V. del Carmen, Vicario Provincial de los Carmelitas en el Perú. Ayudaron a oficiar cinco PP. Carmelitas, el doctor Alegría párroco de Guadalupe, y el Canónigo Dr. Rodríguez, de la Diócesis de Cajamarca que está de visita por esta provincia. Más de 500 personas asistieron a este acto. Seguidamente, se dio principio a la bendición de la Sacristía, para continuar con las demás bendiciones que habíanse preparado, en los distintos compartimentos refaccionados y los de la casa parroquial construida.
Para apadrinar estas bendiciones escogiéronse, con todo acierto, nueve parejas de niñitos de algunas familias de San Pedro.
Terminada la última bendición en un compartimiento e la casa parroquial, el R. P. Hermenegildo, desde el corredor interior del convento, dirigió la palabra la público que llenaba el patio y terreno para jardín de dicho convento, relatando la historia de la llegada de los Padres Carmelitas a esta población y haciendo resaltar la ardua y meritoria labor llevada a cabo por el P. Gabriel en cooperación con el pueblo de San Pedro.
Muy aplaudido al terminar, hizo después uso de la palabra un caballero sampedrano, agradeciendo al P. Gabriel su obra y al P. Hermenegildo su asistencia a la invitación que le hicieran el párroco y las damas de San Pedro para esa ceremonia.
A las 4:30pm. en el amplio comedor de la nueva pasa parroquial reuniéronse más de 200 personas de la buena sociedad de esta ciudad y de Pacasmayo para brindar una copa de champagne por el éxito alcanzado en las obras realizadas y por la salud del R. P. Hermenegildo y demás religiosos Carmelitas.
Notamos la presencia de casi todas nuestras autoridades y algunos jefes y oficiales del Regimiento de Caballería Nº 5 que tuvieron la bondad de concurrir a esta fiesta.
Una vez más nuestra palabra de felicitación al R. P. Gabriel.

(Tomado de “La Unión” de Pacasmayo)



Patio interior de la residencia de
San Pedro de Lloc

 

 

Agenda del Carmelo

AÑO V
Lima, marzo – abril 1930
Núm. 29

CRÓNICA

LABOR DE LOS PADRES CARMELITAS EN AREQUIPA

Vista de la nueva residencia de los Padres Carmelitas en Arequipa

Desde los primeros momentos de su instalación en la Parroquia de Santa Marta, y aún encontrándose solo el P. Gabriel, humildísimo religioso pero de gran espíritu y de indomable energía, comenzó su labor en forma valerosa, sin arredrarle la falta de recursos ni la entidad de la obra.
Con aprobación previa por el Ilustrísimo Señor Obispo y el valiosísimo apoyo de Monseñor Silva acometió sus trabajos, convencido, como buen fraile, de que nunca falta el auxilio del Señor cuando se trata de hacer el bien.

Principió por arreglar la sacristía, poniendo una nueva cajonería para los ornamentos y refaccionándola de manera conveniente.
Luego puso mano en el bautisterio, abriendo ventanas, pintándolo y pavimentándolo, para el mejor servicio.

Arregló los vasos y ornamentos sagrados y puso cuanto estuvo de su parte porque la iglesia ofreciera un mejor aspecto.
Tras estas que podemos decir fueron las obras pequeñas iniciales vinieron las de más aliento.
Siempre con la venia y consejo de Monseñor Holguín y Monseñor Silva, inició la reconstrucción completa de la casa parroquial.

No obstante de que el edificio era nuevo, pues que hacía poco que Monseñor Holguín lo había hecho levantar, viéndose su inadaptabilidad a las necesidades de una residencia religiosa, se lo echó por tierra y al conjunto de la fe y de una indeclinable y tesonera labor surgió la nueva casa, sencilla, pero alegre y cómoda, que hoy se ostenta a la admiración de todos, con su salita de recibo, su notaría y archivo, su biblioteca, su portería, sus cinco celdas, su comedor y sus dependencias; en la que le público que acude en demanda de los servicios parroquiales los halla prestados solícitamente, en forma eficiente y con toda decencia.

En la actualidad se esta cargando con cemento y con mezcla de cal la bóveda de la iglesia, que se hallaba en malas condiciones a fin de evitar que las aguas de lluvia filtren y causen daños en el edificio.

Al propio tiempo, a gestiones del mismo P. Gabriel y con la generosa cooperación del Concejo Provincial, se esta construyendo, con losas de granito retiradas de otras calles una acera de circunvalación al templo, para comodidad de los fieles que acuden a la parroquia y mayor ornato del lugar, que disuena con al presentación de la plaza España que está delante.

Pero no ha quedado ahí extinguida la iniciativa y esfuerzo del benemérito religioso. A comienzos de esta semana se ha principiado la reconstrucción del altar mayor, obra de importancia, conforme a un diseño estudiado y aprobado por le Ordinario, que presenta en forma sencilla, pero sólida y artística, un camarín superior para la efigie de la Virgen del Carmen, dos nichos laterales para las imágenes de Santa Marta y Santa Teresa de Jesús y un cuerpo central en el que estará el Tabernáculo.

En días próximos se iniciará la erección de un altar a Santa Teresita del Niño Jesús, que va a ser ubicado en el muro oriental del templo, entre los de la Virgen de la Cueva Santa y el del Cristo Nazareno, también con arreglo a un armónico y elegante croquis.

Al propio tiempo que aquí los albañiles, fuera los escultores trabajaban para la parroquia, impulsados pro el fervoroso anhelo del P. Gabriel.

La casa Jorba de Barcelona por su encargo, modeló una estatua bellísima de la Virgen del Carmen, de dos metros de elevación, que ocupará el camarín superior del altar mayor nuevo, otra de Santa Teresa de Jesús, de gran mérito artístico, de un metro setenta, y una tercera del
Niño Jesús de Praga, de ochenta centímetros, de igual delicadísima confección.

La primera de esas efigies, que es la más valiosa, ha sido generosamente costeada por la respetable señora Emilia Z vda. de Cornejo, devotísima de la advocación del Carmen.

Además, la distinguida dama arequipeña, señora Hortensia Rada y Gamio de Gutiérrez Madueño, como muestra de su devoción a la Santita y de afecto a los religiosos carmelitas, ha tenido la gentileza, de obsequiar la estatua, bellamente esculpida, de Santa Teresita del Niño jesus para el altar que le va a ser erigido.
(De “El Deber” de Arequipa)


AÑO VI
Lima, noviembre – diciembre 1930
Núm. 33

UN NUEVO TRONO A SANTA TERESITA
PARROQUIA DE SANTA MARTA DE AREQUIPA


La bella ciudad de Arequipa que se gloria de su religiosidad como de uno de sus títulos más preclaros, no podía desmerecer de las demás ciudades nuestras en devoción a la Santa que tantas simpatías ha conquistado en estos días.
Las RR. MM. Carmelitas habían erigido, ha ce ya años, un altar a su hermana de hábito Santa Teresita para satisfacer los deseos de tantos entusiastas admiradores como tenía ya en esta ciudad.

Cuando el P. Gabriel de la Anunciación fue nombrado Párroco de Santa Marta, quisieron los devotos de Santa Teresita que en esta Iglesia hubiera también una imagen suya a la que pudieran ofrecer sus cultos, y por sus reiteradas súplicas hubo de bendecirse una estatua de la Santa, obsequio de la señora Hortensia Rada de Gutiérrez Madueño, que colocada en una sencilla peana ha recibido hasta ahora los homenajes de los muchos devotos que todos los días iban a implorar su valiosa protección.

Desde esa fecha, el treinta de cada mes se celebraba el retiro en su honor con numerosa concurrencia de fieles, y dadas las simpatías de que gozaba, fue también muy fácil que se reuniera un coro de señoritas que amenizaran sus funciones con apropiados cantos.
Santa Teresita que se ha complacido en prestar especial ayuda a los sacerdotes en sus laudables empresas, no podía mirar con indiferencia la obra de la refacción de la Parroquia que con laudable entusiasmo emprendió su digno Párroco, confiado en su protección y en el apoyo de la piedad de Arequipa.

Ha transcurrido un año desde que se dio comienzo a las obras de refacción, y hoy podemos asegurar, sumamente agradecidos, que Santa Teresita se ha complacido en bendecir estas obras con abundante lluvia de rosas, movida sin duda por los incesantes ruegos que le dan dirigido tantos devotos.

Muy en razón ha estado, por lo tanto, que uno de los altares de nueva construcción fuera para que ella ocupara un trono más digno que el que tenía hasta la actualidad. Las aspiraciones de todos están ya cumplidas, pues el altar que se le ha dedicado es de exquisito gusto artístico, obra del acreditado arquitecto Sr. Carlos P. Martínez. En él, amoldándose a la construcción del antiguo templo, ha sabido reunir la elegancia con la sencillez, mereciendo dignos encomios de cuantos lo han contemplado. Una estatua yacente de la Santa, regalo de la señorita Juana María Zumarán, cuyo sueño están velando dos lindos ángeles, obsequiados pro al familia Mathews, ha sido colocada enana hornacina sobre la mesa del altar y al pie de su nicho principal dando al admirable conjunto un sabor de piadoso recogimiento

El día 21 de septiembre se dio comienzo a la solemne novena en honro de la Santa, revistiendo desde el primer día inusitado esplendor, Concluida la misa parroquial el Ilmo. Prelado Mons. Holguín bendijo la estatua yacente de Santa Teresita. La presencia del ilustre Prelado y la apropiada alocución que dirigió al numeroso público excitándoles a mostrarse verdaderos devotos de Santa Teresita, imitándola en especial en la modestia religiosa, dieron realce a la simpática ceremonia que se estaba realizando.

Los padrinos, el doctor E. Adolfo Chávez presidente de la Corte, y la señora Guillermina C., V. de Arrisueño, obsequiaron a los numerosos devotos de la Santa hermosos recordatorios.
El día 28 estaba señalado para la bendición del nuevo altar. Lo presentaron adornado con exquisito gusto con las vistosas arañas y candelabros que habían obsequiado a la Santa.

El señor Canónigo Chávez Velásquez, después de una hermosa alocución, bendijo el altar de la Santa y los dos ángeles, que fueron apadrinados por el Sr. D. José María Torres y su señora Ernestina de Torres y por las niñitas Lelia Mathews e Inés Llosa Ricketts. El acto revistió gran solemnidad por la popularidad de que goza la Santa y por la selecta como numerosa concurrencia que llenaba el templo.

Los tres últimos días de la novena predicaron en la función de la tarde sobre asuntos de interés, relacionados con la vida de la Santa, conocidos oradores de las Comunidades de los PP. Franciscanos, Recoletos y Dominicos.

Con una novena de preparación que tantos atractivos había tenido para los devotos de Santa Teresita, era de esperar que su día fuera digno remate de todas esas solemnidades. El día 30, en efecto, recibieron numerosos fieles la Sagrada Comunión como el obsequio más grato que podían ofrecerle en su día. La misa de fiesta fue la más solemne que se ha celebrado desde que los PP.

Carmelitas se han hecho cargo de al Parroquia. En ella el R. P. Adolfo Mateo, S. J. cautivó la atención del público, que llenaba por completo el templo, con uno de sus fervorosos y bien razonados discursos que tanto le caracterizan proponiendo a Santa Teresita como modelo de fortaleza en las adversidades y luchas de la vida.

Fue coronada la fiesta con la simpática ceremonia de la bendición y reparto de rosas de Santa Teresita que en cantidad abundante habían sido proporcionadas por sus devotos. Al público que desfiló ante el altar, diósele a besar la reliquia de la Santa y una rosa y un recordatorio de la fiesta que sin duda había dejado tan gratos recuerdos en su corazón.

La santa que tan bien ha sabido corresponder al amor que le han manifestado sus devotos, derrame un pétalo de su lluvia de rosas sobre sus muchos admiradores que esos días vinieron a implorar sus gracias, y en especial sobre todos aquellos que con desinterés tan laudable ofrecieron su cooperación para que las solemnidades que por vez primera se le dedicaban en esta

Parroquia; llevaran el sello del atractivo y solemnidad que revisten cuantas se le dedican en todo el mundo católico.

A. I. C.

AÑO VI
Lima, marzo – abril 1931
Núm. 35


ECOS DE AREQUIPA

SOLEMNE BENDICIÓN DEL NUEVO ALTAR MAYOR EN LA PARROQUIA DE SANTA MARTA

Nuevo Altar mayor recientemente inaugurado en la Parroquia de Santa Marta de Arequipa, regentada por los Padres Carmelitas

Existía hasta hace algunos meses en la Parroquia de Santa Marta un altar de madera que perteneció a la Parroquia de Islay. Altar de pobrísima construcción que por el deterioro de todas sus partes pedía una pronta reforma.
Desde el momento en que el actual digno Párroco. P. Gabriel de la Anunciación, Carmelita se hizo cargo de la Parroquia, pensó en llevar a cabo una considerable reforma en el presbiterio, idea que fue acogida con entusiasmo por las cofradías radicadas en la Parroquia como por los distintos elementos sociales de la ciudad.
Con motivo de las fiestas de la inauguración, los periódicos locales publicaron hermoso artículos, dando cuenta de los trabajos realizados en la Parroquia en el transcurso de los dos años que la regentan los Pp. Carmelitas y de las fiestas que se celebraron con motivo de la inauguración del nuevo altar. De estos periódicos entresacamos algunos párrafos que serán seguramente del agrado de los muchos devotos de la Virgen del Carmen.

Descripción del altar mayor

“El actual, construido con cemento armado de un estilo romano-corintio, es una obra magnífica, de enormes proporciones, tanto que abarca toda la testera superior del templo hasta la bóveda ciñéndose a un bellísimo diseño del distinguido arquitecto arequipeño señor Carlos P. Martínez.
El altar consta de un camarín superior, destinado a alojar la efigie en bulto de la Santísima Virgen del Carmen, de dos nichos laterales medios, en los que se colocarán las imágenes también en bulto de Santa Teresa de Jesús y de Santa Marta, y del altar en que se celebra la misa, situada en posición destacada en la parte media baja, separado del fondo pero ofreciendo todo un conjunto único y armónico de una belleza de perspectiva imponente.
Todo el altar esta decorado con pinturas al óleo, imitando mármoles blanco, rosa y gris de tonalidades artísticamente dadas y profusamente dorado con oro fino de veintidós quilates, que completa el mágico efecto de la obra.
El trono que se encuentra colocado entre el altar del Santo Sacrificio y el del fondo, encima del primero, es una delicadeza obra de ebanistería de muy bien calculadas proporciones, de fino tallado y de graciosa esbeltez.
Se lo ha hecho en madera de cedro y dorado por entero con brillante oro de altos quilates.
Antes de pasar adelante debemos indicar que el trono ha sido obsequiado por la Cofradía del Santísimo Sacramento de la parroquia formada de respetables y distinguidas damas, que en esa forma han querido exteriorizar su piedad y cooperar en la obra de refacción general. Es halagüeño y consolador expresar el apoyo generoso de personas respetabilísimas, que uniéndose a la limosna pobre y humilde, pero no or pobre y humilde menos digna de tenérsela en cuenta, muy al contrario más meritoria que la grande ya que entraña un sacrificio mayor, contribuyó eficazmente al logro del resultado obtenido.
Dos artesanos, tal vea dos artistas, uno arequipeño, el ebanista Pedro Miranda y el dolador limeño José María Chumpitaz son los que han puesto a contribución su talento y dotes en la ejecución del trono, al centro del cual se expondrá a la pública veneración la custodia, preciosa obra del orfebrería colonial que data del año de 1727 y se halla bien conservada.
Las religiosas dominicas que regentan la escuela normal de mujeres de Arequipa, entre las que hay maestras en ciencia y artes a la vez han obsequiado las dos cortinas delantera y posterior del trono, hechas en raso de rica seda y bellamente pintadas al óleo con delicados motivos referentes a la Sagrada Eucaristía.
El camarín de la Santísima Virgen del Carmen han sido en su interior pintado en forma artística por el conocido decorador arequipeño señor Juan Manuel Arévalo, que también en esto ha revelado una vez más su talento.
Toda la pintura la óleo del altar mayor como otros detalles del decorado, hechos en forma irreprochable, especialmente las imitaciones de mármoles, en que frecuentemente se fracasa lamentablemente se deben al arte de los maestros decoradores Baltasar Vargas y José Contreras, que han trabajado en ella con gran acierto.
La instalación eléctrica en todo el presbiterio, en particular la del altar mayor, complicada y difícil por tener que ser oculta y cuidadosamente combinada para obtener los efectos de luz requeridos, corrió a cargo del hábil electricista señor Ernesto Barreda.
Tanto el camarín de la Virgen como los nichos de Sta. Teresa y Sta. Marta, tienen bombillas ornamentales, dispuestas en contorno de la hornacina, circundándola por completo y el primero, además luces interiores ocultas que iluminan integralmente la efigie, que visita de la nave se presenta radiosa, como envuelta en una halo resplandeciente.
Los candelabros ornamentales que adornan el altar de la misa y el camarín, de importación extrajera, son muy artísticos y contribuyen a esparcir con sus numerosas bujías eléctricas luz y dar belleza al conjunto.
Como toque de exquisito gusto y de reconocimiento del mérito de las artísticas obras de nuestros antepasados, se ha adaptado al altar mayor, incrustándolo como una joya, el antiguo sagrario de plata repujada, que esta muy lejos de disonar con el resto del nuevo trabajo.

PRESBITERIO
A parte del altar mayo, el presbiterio ha sido mejorado en forma tal que responde a la importancia de la obra céntrica que encierra. Su bóveda ha sido estucada de nuevo, pintada con colores al temple, de tonalidades suaves y revestidas de molduras en relieve, que descienden del tragaluz como festones que rematan en el enlace con los muros que recuadran el recinto. También éstos consuenan en su decoración con la bóveda, teniendo como motivo ornamental un bien hecho imitación de azulejos españoles en su base, a manera de alto zócalo.
El pavimento del presbiterio, antes de ladrillos viejos, ha sido reemplazado por artísticas losetas de cemento decoradas adquiridas en la fábrica del señor Adrián Arias.
Delante del Altar mayor además de las losetas hay un marco de mármol blanco de Carrara, que le presta mayor realce.
Cerrando el presbiterio, por el lado que mira a la nave se ha colocado una balaustrada de cemento en estilo gótico, pintado al óleo, imitando mármol blando, y exonerada con decorados de oro fino.
Para descender a la nave, en vez de la vieja gradería de madera, se ha colocado otra de tres peldaños toda de mármol blanco italiano, suministrada por la casa Belfiore, que ha hecho un esmerado trabajo.

Bendición de un nuevo altar

“A las nueve y media de la mañana de ayer –día catorce de diciembre de 1930- el Ilmo. y Rvmo. Prelado de la Diócesis Mons. Fray Mariano Holguín, asistido por varios sacerdotes, bendijo el nuevo altar mayor y el trono del Santísimo. A continuación conforme al ritual pontifical hizo la bendición de la Reina del Carmen. En seguida Santa Teresa de Jesús. Además fueron bendecidos dos Ángeles del camarín de la Virgen.
Actuaron de padrinos de la bendición del altar mayor y del torno del Santísimo el señor doctor Manuel Benigno Valdivia, Vocal de la Corte Suprema de justicia, representado por el señor Prefecto del Departamento Dr. Clemente J. Revilla y la señora María Mercedes Arrisueño de Valdivia, de la imagen de nuestra Señora del Monte Carmelo el señor Manuel Muñoz Nájar y la señorita dolores Cornejo; de la imagen de Sta. Marta el señor Gustavo L. Romaña La Rosa y la Sra. Catalina R. de L. de Chávez representada por la señorita Carmen Elena Bustamante y Corzo; de la imagen de Sta. Teresa de Jesús el doctor J. Adolfo Chávez V. y la señora Guillermina G. de Arrisueño y de los ángeles del camarín la señorita Maruja Barreda Mollera el niñito Alfredo Harmsen Remy.
Antes de hacer la bendición del Altar Mayor el Iltmo. Obispo pronunció una sentida alocución, refiriéndose a la importancia de la ceremonia. Tuvo frases especiales para felicitar al Padre Párroco y a sus dignos colaboradores por esta magnífica obra, con que enriquecían una de las Iglesias Parroquiales y la ciudad toda”.

(De “El Deber” y “El Pueblo” de Arequipa)

AÑO V
Lima, enero – febrero 1930
Núm. 28

La distinguida Sra. Emilia Z. de Cornejo ha obsequiado
a los Padres Carmelitas de Sta. Marta de Arequipa esta preciosa
Imagen de la Virgen del Carmen que es una bellísima creación
del Arte español

AÑO VI
Lima, noviembre – diciembre 1930
Num. 33

Nuevo Altar del Milagroso Niño Jesús de Praga que los Padres Carmelitas acaban de construir en su Parroquia de Santa Marta de Arequipa

AÑO VI
Lima, marzo – abril 1931
Núm. 35

Artística imagen de Santa Marta de la Parroquia
de su nombre en Arequipa

AÑO XIV
Lima, septiembre – octubre 1938
Núm. 80

Vista parcial del hermoso salón parroquial del templo
De Santa Marta en Arequipa,
Magnífica obra por la que han merecido
Los PP Carmelitas los mas cálidos elogios

AÑO VIII
Lima, noviembre - diciembre de 1932
Núm. 45


SANTA TERESITA EN AREQUIPA

INSTALACIÓN DE LA PÍA UNIÓN DE S. TERESITA EN LA PARROQUIA DE SANTA MARTA

La Directiva y Celadoras de la Pía Unión de S.Teresita
recientemente instalada en al Parroquia de Santa Marta
Arequipa

Una vez más hemos admirado la arraigada piedad de esta bella ciudad de Arequipa al instalarse en la Parroquia de Santa Marta la Pía Unión de Santa Teresita.
Ella que ha atraído la admiración de tantos corazones muy ajenos a nuestras creencias y recibe entusiastas homenajes en pueblos descreídos, era muy natural que contara aquí con muchos admiradores y recibiera las pruebas más sinceras de afecto y veneración. Los triduos que los años pasados se celebraron en su honor, lo mismo que los retiros mensuales, eran entre los cultos de la Parroquia una nota sobresaliente por el esplendor con que se llevaban a cabo y por la afluencia de tantos devotos de la Santa Unión era, pues una exigencia que hacía prever el entusiasmo con que sería acogida por todos.
La fiesta de la Santa y la instalación de la Pía Unión fueron precedidas por una solemne novena. Su nuevo altar adornado con exquisito gusto, con profusión, sobre todo, de rosas, daba un encantador realce a la imagen de Santa Teresita que parecía sonreír por lo bellamente que habían sabido expresar su pensamiento de que haría descender sobre la tierra después de su muerte una lluvia de rosas.
La víspera de la fiesta fue el día elegido para la instalación de la Pía Unión. Terminada la solemne misa de las ocho, el Ilmo. Vicario General de la Diócesis. Mons. Eusebio Valencia, bendijo la efigie de la Santa para las procesiones, actuando de padrinos los niñitos Elsa Ramírez B. y Roberto E. L. De Romaña. A continuación impuso las insignias a las muchas personas que lo habían solicitado. Más de trescientas entre damas y señoritas se inscribieron en la Pía Unión; y no faltó una nota simpática dada por varios coros de niños de ambos sexos que se acercaron al altar de la Santa a ofrecerle hermosos ramos de rosas y a recibir las insignias de la Pía Unión.
El día de la Santa celebrado el 30 de septiembre fue una digna coronación de la novena. En las comuniones generales muchas fueron las personas que se acercaron a la Sagrada Mesa. A ejemplo sin duda de S.Teresita que en las grandes solemnidades de la Iglesia acostumbraba a acercarse a la comunión con especial fervor, quisieron en un día, también singularmente grande para la Iglesia ofrecerle este piadoso obsequio que sin duda fue acogido por ella con singular benevolencia y retribuido con su lluvia de rosas. En la misa de fiesta celebrado por el digno Párroco y Director de la Pía Unión RP Gabriel dirigió su palabra al numeroso auditorio el RP Juan Burón quien expuso en párrafos vibrantes y llenos de unción la heroicidad de la Santa en medio de los sufrimientos.
Fue la nota final la bendición de las rosas y la adoración de la reliquia. Las roas obsequiadas en gran cantidad por los devotos de la Santa fueron repartidas entre los numerosos asistentes a la misa que las acogieron como un piadoso recuerdo de las fiestas.
Mil plácemes merecen el digno Párroco y las damas y señoritas de la Junta Directiva que han trabajado con infatigable entusiasmo para que estos cultos fueran un digno homenaje a la Santa.
También merecen nuestras felicitaciones el coro de señoritas que en todos los retiros de la novena y en la misa de fiesta entonaron un repertorio escogido de cantos religiosos y supieron interpretarlos con toda maestría y gusto.
La Santa bendiga desde el cielo estos hermosos homenajes que se le han tributado y con su protección haga que aumente el entusiasmo con que ha sido acogida su Pía Unión en Arequipa.


AÑO XV
Lima, noviembre – diciembre 1939
Núm. 87

Solemne Ceremonia de la bendición de la fachada y torres de la Iglesia de Sta. Marta en la Ciudad de Arequipa

BENDICIÓN DE LA FACHADA Y TORRES DE LA IGLESIA SANTA MARTA EN LA CIUDAD DE AREQUIPA

Imponente resultó el acto de la Bendición. La concurrencia asistente fue selecta. Halláronse presentes, las autoridades, eclesiásticas, políticas, civiles y militares; así como destacadas personalidades pertenecientes a los círculos sociales.
La elegante fachada de Santa Marta ha recibido una total transformación. Se ha querido en este trabajo guardar las líneas generales del estilo colonial, aunque no en toda su expresión. El estilo colonial lleva los recargados motivos ornamentales que le imprimen el arte barroco y plateresco. Con muy buen tino se ah suprimido esas recargadas ornamentaciones dándole un aspecto sobrio y elegante. La Puerta que se ha colocado es también nueva y de madera de cedro. Sobre la puerta se ha colocado en una hornacina la imagen de la Santa Titular y Patrona de la Ciudad y de la Parroquia, Santa Marta. Lo velozmente anotado así como la nueva Torre y la adaptación de la anterior al estilo de la nueva, constituyen una mejora que contribuye al ornato en una forma que enaltece y honra a la piedad arequipeña. Por esto no era de extrañar que se hubiese dado cita en tan importante ceremonia todo cuanto hay de representativo en nuestra población.
El Excmo. Señor Obispo de la Diócesis Mons. Fr. Mariano Holguín tuvo a su cargo al Bendición. Antes de la Ceremonia Sagrada. El R. P. Arturo de la Inmaculada Alberdi, Párroco de Santa Marta hizo entrega de la obra dando a conocer los medios de que se había servicio para llevar a feliz término los trabajos. Mencionó y agradeció a todas las personas que habían contribuido a la realización de la obra, tuvo especiales frases de agradecimiento para el Ministro de Hacienda Señor Manuel Ugarteche y para el Supremo Gobierno. Igualmente agradeció al Excmo. Señor Obispo el valioso apoyo que siempre les había prestado.
Seguidamente hizo uso de su autorizada palabra el Excmo. Señor Obispo con la siguiente alocución:
Amados hijos: Desde que los RR. PP. Carmelitas se han hecho cargo de esta Parroquia de Santa Marta, se ha obtenido de manera ostensible la mejora que en los servicios parroquiales se ha experimentado. La predicación de la palabra divina es frecuente saludable; la instrucción catequística, organizada y desempeñada con eficiencia, empleando para hacerla más atractiva y amena los recursos de las vistas cinematográficas.
En la admiración de los sacramentos, una diligencia y puntualidad que facilitan grandemente su recepción. Sobre todo los sacramentos de la Penitencia y Eucaristía se administran con tal solicitud, que por eso se ve constantemente la iglesia llena de penitentes y de personas que desean recibir diariamente la Sagrada Comunión.
Las congregaciones piadosas del Divino Niño de Jesús de Praga, los Jueves Eucarísticos, establecidas canónicamente en esta parroquia, funcionan con regularidad y entusiasmo.
Este adelantamiento espiritual en al Parroquia ha traído como consecuencia obligada el mejoramiento material que se revela en la refacción completa del Templo, en la construcción del gran salón de actuaciones y finalmente, en esta mejora importantísima de la fachada, que hoy inauguramos. No me detendré a ponderar el mérito arquitectónico de la obra, porque no soy técnico en la materia; pero debo ponderar el valor moral que representa, pues se ha llevado a cabo con el dinero que ha colectado por medio de fiestas y actuaciones sociales, un respetable grupo de damas feligreses de la Parroquia, presididas por la piadosa Emilia Zumarán de Cornejo. Ella y sus dignas colaboradoras saben cuántos esfuerzos y cuán generosos sacrificios cuenta esta Obra Monumental que voy a bendecir.
Felicito muy efusivamente a los RR. PP. Carmelitas por los óptimos frutos de sus apostólicos trabajos; a todas las personas que han cooperado en alguna forma a esta importantísima mejora, especialmente a las señoras y señores, madrinas y padrinos de la ceremonia, por el realce que prestan con su respetable concurrencia.
Luego el Dr. Julio Ernesto Portugal, Alcalde de la Ciudad y padrino de bendición, hizo también uso de la palabra para expresar su congratulación pro la magnífica obra ornamental que la Iglesia de Santa Marta inauguraba y para agradecer la designación de que se le había hecho objeto. Luego se procedió a la Bendición de la fachada y de la Puerta de la que fueron padrinos el Alcalde de la Ciudad Dr. Julio Ernesto Portugal y la Señora Emilia Zumarán de Cornejo. Después se verificó la Bendición de la imagen de Santa Marta que se halla en la hornacina y de las Torres de las que fueron padrinos el Sr. Dr. Carlos Gibson, Rector de la Universidad del G. P. San Agustín y la señora Carmen Romaña de Lira.
Terminada la bendición la concurrencia ingresó al templo, ocupando la comitiva oficial el prebisterio especiales asientos. El Excmo. Señor Obispo ocupó también en el prebisterio un estrado especial. El M. R. P. Arturo de la Inmaculada celebró el santo Sacrificio de la Misa que la numerosa concurrencia oyó con el mayor recogimiento.
La ceremonia de la Bendición ha revestido todos los caracteres de un magnífico acontecimiento por lo cual los RR. PP. Carmelitas han recibido numerosas y merecidas congratulaciones.

AÑO XXI
Lima, enero – febrero 1946
Núm. 124


BENDICIÓN DEL ATRIO DE LA PARROQUIA DE SANTA MARTA EN AREQUIPA


El 24 de noviembre, tuvo lugar el acto de la ceremonia de la inauguración del atrio del templo parroquial de Santa Marta, recientemente construido debido al entusiasmo y dinamismo de los padres descalzos carmelitas.

Bendición del Atrio
Terminada la misa, los concurrentes pasaron al Atrio, donde el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis Mons. Figueroa Villón revestido de pontifical, a nombre del Arzobispo Fr. Mariano Holguín impartió la bendición.

Labor de la Comunidad Carmelita
Primeramente la banda de músicos del Batallón de Infantería Nº 45 ejecutó el Himno Nacional. Luego el Párroco R. P. Jacinto Arraibi hizo una reseña de la labor desarrollada por la comunidad Carmelita durante 16 años que se encuentra en esta Santa Marta. Manifestó además que habían encontrado amplio apoyo de parte de las autoridades y en general de la sociedad de Arequipa, por lo cual han podido hacer grandes refacciones en el templo parroquial, por lo que se encuentran muy agradecidos.
También dijo que Santa Marta fue el segundo templo que se fundó en Arequipa y la primera partida de bautizo que se sentó en dicha parroquia fue en le año de 1622 motivo por lo que dicho templo representa una reliquia para Arequipa y merece su conservación. Manifestó, que la obra de la construcción del atrio esta presupuestada en la suma de 23,665,00 habiendo sido dirigida por el Ing. Carlos P. Martínez.

Termina el ceremonial
Luego Mons. Figueroa Villón, a nombre del Arzobispo de la Arquidiócesis, pronunció una apropiada alocución y felicitó a la Comunidad de los Padres Carmelitas por su obra de desprendimiento y de progreso para Arequipa. Acto seguido impartió la bendición.
Apadrinaron la obra los socios protectores del templo, señor Pedro P. Díaz y la señora Emilia Zumarán de Cornejo.
Finalmente, se repartieron estampas recordatorias de la bendición del atrio.

AÑO XXIII
Lima, noviembre – diciembre 1947
Núm. 135


FUNDACIÓN DE LA PÍA UNIÓN – AREQUIPA

La Pía Unión de S.Teresita en Arequipa fue fundada por el primer párroco carmelita de S.Marta, el recordado Rdo. P. Fr. Gabriel de la Anunciación Garay, el 24 de octubre de 1932.
Su primera directiva estuvo formada por el siguiente personal:
Director: R. P. Fr. Gabriel de la Anunciación Garay; Presidenta Honoraria, señorita Juana María Zumarán, Presidenta Activa, señora Mary D. De Talavera; vice Presidenta; señora Elena C. de Arboleda Viñas; Tesorera señorita Elisa L. de Romaña; Pro tesorera señorita Mercedes Llosa Villalonga; Secretaria señorita Antonieta Revilla; Pro secretaria señorita Luzmila Vargas Quintana, Directora de Coros señorita María Núñez; Celadoras señoritas Celia Telaya, Zoila Niño Neira, Alice Barber, Carmela Revilla, Judith Benavides, M. Teresa Vinatea, Laura Holguín, Sra. Carmen de Ruiz Huidobro, Marcela Talavera D., Angélica Llosa V., Teodomira Verlarde, Aurelia Villena, Rosalía Pereyra, Clorinda Béjar; Celadoras de niñitas, Srtas. Olga Ballón Landa, Luisa Chávez H. y Angélica Vargas S.

LABOR PIADOSA Y SOCIAL
De manera especial la institución se formó con el fin de propagar el culto a su santa patrona, pero, como decimos se está abriendo campo en otro orden: hacia el fomento de la caridad.
Los 30 de cada mes las socias se reúnen en su retiro espiritual.
con ocasión de la fiesta anual, la Pía Unión realiza un reparto de ajuares para bebés pobres, así como arroz, azúcar y otros productos para familias vergonzantes.
Se ha formado, en el seno de la institución, un Ropero Infantil, cuya Presidenta es la señorita Lucía Lira H., y en unión e la Directora de los Coros Infantiles dirige la confección de ropa, tejidos y otros menesteres análogos, que sirven para el reparto anual.
Entre las niñitas se fomenta la caridad, pues durante la novena actual en honor de S.Teresita, acuden las pequeñuelas diariamente, para depositar sus obsequios a favor de los niños pobres, contribuyendo, en forma efectiva, al reparto de nuestra referencia.
Además, debe destacarse que la Pía Unión igualmente desempeña una noble labor católico social, para la formalización de matrimonios, realización de bautizos, de obras de catequesis y el fomento de la limosnas, de acuerdo con las normas de nuestra religión.
La historia de la Pía Unión de S.Teresita y su actuación en nuestra ciudad; institución que el cincuentenario de la muerte de S.Teresita la encuentra en plena actividad y progreso, contando con el apoyo de 480 socias adultas y 393 niñitas.

AÑO XXVIII
Lima, julio – agosto 1954
Núm. 176

LA PARROQUIA SANTA MARTA

Lo que fue
Lo que es
Lo que será

(De “El Deber” de Arequipa)


Esperamos unos minutos, después de tocar el timbre de la portería parroquial de Santa Marta. La mano de pintura, recién dada al zócalo del zaguán, rezumaba todavía un fuerte olor y brillaba a la luz eléctrica. La Parroquia de Santa Marta cumple 25 años de establecida en Arequipa, bajo administración de los religiosos Carmelitas Descalzos, y por tal motivo queremos entrevistar al P. Superior de la pequeña pero eficiente comunidad.
Pocos minutos más tarde, nos encontramos en presencia del R. P. Jacinto de San Juan Bautista, Arraibi, quien nos hizo pasar al Despacho Parroquial.
El actual Párroco de Santa Marta ha estado otras veces entre nosotros. La primera en 1940, todavía recuerda la fecha exacta de su llegada al Perú y a Arequipa, el 12 de mayo, osea que ha cumplido ya –hace dos días- 14 años de su arribo a nuestra patria. Estuvo por espacio de 8 años en el servicio de su cargo parroquial. Luego fue trasladado a Trujillo en 1948, donde permaneció hasta 1951. Este año el 28 de septiembre nuevamente volvió a encargarse de la Parroquia, desempeñando su cargo hasta la fecha.

UN POCO DE HISTORIA
Seguramente que sí, que sabe mucho del pasado de esta parroquia ¿es así?
Así es, en efecto. Por el año de 1929 –nos dice el R. P. Jacinto Arraibi- la parroquia era muy pobre y estaba encargada a un anciano sacerdote, el Reverendo Pbro. Sr. Carlos Ortiz, que apenas podía ejercer su apostolado y llevar las funciones propias de la Parroquia. Entonces fue cuando llegaron los Padres Carmelitas e inmediatamente se hicieron cargo de la administración. Desde el primer momento, fueron bien recibidos y prosperaron día a día en sus labores. Atendían a toda hora del día o de la noche a los enfermos o a quienes requieran sus auxilios espirituales.
Mucho se debe –continua- al R. P. Gabriel de la Anunciación Garay, el primer superior de la Comunidad y primer Párroco de Santa Marta.
Gracias a su incansable labor, se organizaron las primeras Cofradías se construyeron los hermosos altares de columnas corintias y se empezó la extensión del ministerio a las familias vecinas.

PODEROSA AYUDA
Fue en verdad, una Providencial circunstancia la llegada de los PP. a Santa Marta, en momentos de gran escasez de clero y no lo fue menos la ayuda brindada por la sociedad arequipeña a los Reverendos Padres Carmelitas. El P. Arraibi tiene frases de gratitud y aliento a las abnegadas matronas arequipeñas que los apoyan en cuanto pueden y que fueron poderosa ayuda en todo momento. Mencionó, entre ellas, a la señora Emilia Zumarán vda. de Cornejo y a Doña Mary Doering Talavera, siendo esta última la Presidenta activa del Comité parroquial, formado al poco tiempo de instalados los Padres.

SANTA MARTA HOY
La antigua Iglesia colonial de sillar blanco, antiguamente estaba rodeada de un Camposanto y tenía una vetusta torre muy mal conservada. En el transcurso de veinticinco años se ha transformado radicalmente gracias al celo y diligencia puestos por los sucesivos Párrocos en tan noble tarea. como ya dijimos líneas arriba, el R. P. Gabriel, primer Párroco de Santa Marta, construyó los altares y dio al interior de la iglesia ese encanto especial, esa atracción indefinible que ha hecho de Santa Marta la parroquia donde más matrimonios se celebran en el transcurso del año.
El R. P. Arturo, de grata memoria, se empeñó en la refacción total del exterior de la Iglesia y con la desinteresada colaboración del Ing. Don Carlos P. Martínez, se derribó la vieja torre y se levantaron las dos gemelas que hoy ornan la fachada parroquial. Además, es recuerdo del P. Arturo, la edificación del Salón de Actos, contiguo al templo.
La obra del R. P. Jacinto Arraibi, se puede ver en el modesto atrio, con una hermosa reja de hierro forjado, la refacción de la bóveda y la ampliación del Despacho Parroquial, donde se guardan partidas de nacimiento y bautizo, actas matrimoniales y defunciones de unas dos terceras partes de la población. Además, bajo su administración, se ha construido un nuevo pabellón en la comunidad que fuera inaugurado no hace mucho.

UN CUARTETO APOSTÓLICO
En la actualidad, el Ministerio Parroquial es eficientemente desempeñado por un “cuarteto apostólico” –si se le puede llamar así- formado por el R. P. Jacinto de San Juan Bautista Arraibi, Párroco de Santa Marta, por los RR. PP. Ireneo de Jesús Madariaga, Ventura Arrizabalaga y el Reverendo Hermano Salvador Ollo, quien llegó a Arequipa con el P. Gabriel de la Asunción Garay, hace ya un cuarto de siglo, laborando desde entonces incansablemente en las múltiples tareas que requiere la Parroquia.
Estos tres reverendos padres y el Hermano Salvador, se hallan completamente atareados en los últimos días, con motivo de las festividades que se realizan en Santa Marta por las Bodas de Plata de la llegada al Perú de su Orden. Sin embargo, no desatiendan ni un minuto los verdaderos objetivos del ministerio, que los embargan todo el año. La parroquia de Santa Marta tiene a su cargo la catequesis de nueve Escuelas Fiscales diurnas y una nocturna; la Capellanía del Hospital y de la Cárcel Central de Varones. Además siguiendo la tradición de los fundadores, los Padres prestan sus servicios espirituales a cualquier hora del día o de la noche, con toda abnegación con verdadero celo apostólico y de caridad.

PARA MÁS ADELANTE
En cuanto a las obras que tienen iniciadas y que ya están e marcha, pero que aún no son una realidad plena en todos sus cometidos, los Padres han iniciado el Censo de la Parroquia -obra ésta que ninguna otra ha intentado todavía en Arequipa- labor en la cual se han realizado ya trabajos que equivalen a más del 25 por ciento del total.
También se están dando los primeros pasos para instalar una Central parroquial de Asistencia Social que se ha iniciado bajo muy buenos auspicios, pues las Dras. Paves de Castro y Linares atienen en la forma más desinteresada y eficiente a centenares de personas que necesitan consultas médicas, pero que no pueden recurrir a un médico pro falta de recursos económicos.
De tal manera, pues, que la Parroquia de Santa Marta se ha puesto al día con las inquietudes de la época y desempeña un importante rol espiritual y de proyecciones sociales efectivas en el ambiente adormecido de indiferencia religiosa y carente de sentido social. La labor que aguarda en el futuro a Santa Marta es muy grande y el dinamismo de los RR. PP. Carmelitas hará que sea realidad todo lo que Arequipa espera de ellos.
Recogidos los datos que han servido para redactar esta informal entrevista, nos retiramos agradeciendo al P. Párroco su gentileza de brindarnos la oportunidad de conocer más de cerca su labor apostólica.

AÑO XXXI
Lima, septiembre – octubre de 1957
Núm. 195


PARROQUIA DE SANTA MARTA

Solemne fiesta de BODAS DE PLATA de la erección Canónica de la Pía Unión de S.Teresita del Niño Jesús – AREQUIPA

Con gran solemnidad se ah celebrado la novena organizada pro la comunidad de los Padres Carmelitas y la Pía Unión de S.Teresita.
Momentos antes de la Misa fueron bendecidos un hermoso ornamento y un juego de Sacras, obsequiados por la PIA UNIÓN DE SANTA TERESITA con motivo de sus BODAS DE PLATA cuya ceremonia fue apadrinada por la presidenta Sra. Mary de Talavera y por el Sr. Dr. Luis A. Campos Portal.
La solemne misa de Fiesta fue celebrada por el Párroco de Santa Marta, Rvdo. P. Jacinto de San Juan Bautista Arraibi, diaconada por el Presbítero Sr. Vizcardo y por el RP Ventura de Arrizabálaga CD.
La parte musical magníficamente desempeñada pro un conjunto de voces de damas y caballeros, dirigid pro el RP Ireneo Madariaga CD., realzó la solemnidad de la Misa.
Los servicios del altar estuvieron a cargo de varios acólitos con hábito carmelitano. El prestigioso Orador Sagrado, RP Joaquín Belmonte Vicerrector del Seminario Arquidiocesano deleitó a los asistentes con el hermoso panegírico que, después del Evangelio, pronunciara.
La bella imagen de S.Teresita estuvo adornada en un sencillo, y por lo mismo, hermosísimo trono.
El sagrado recinto se hallaba totalmente ocupado por numerosa y selecta concurrencia.
Estuvieron presentes: el Iltmo. Mons. Leonidas Bernedo Málaga, en representación del Arzobispo Iltmo. Mons. J. M. Chávez Velásquez el Prefecto del Dpto., el Alcalde de la ciudad, el Comandante General de la III División ligera, el Rector de la universidad, el director del Colegio Bolognesi, doctor Salvador Cornejo, vocal de la corte Superior de Justicia, Vocales en ejercicio y jubilados de la Corte Superior de Justicia. Presientes de las Instituciones Religiosas, Directiva y socias de la Pía Unión de S.Teresita, y gran número de caballeros y señoras.
En seguida la concurrencia pasó al gran salón Parroquial, en donde se llevó a cabo una sencilla ceremonia de afecto y congratulación a la digna presidenta Señora Mary de Talavera por los 25 años de ininterrumpida labor al frente de la Institución. Esta ceremonia estuvo presidida por las Autoridades, por el Párroco de Santa Marta, RP Jacinto y por la Comunidad de los PP CC y realzada pro un sinnúmero de damas y caballeros.
El RP Jacinto pronunció un conceptuoso discurso en el que hizo un merecido recuerdo de la ejemplar actuación de la Señora Presidenta durante los 25 años que labora al frente de esa Institución.
La Señora Talavera, muy emocionada dio respuesta en frases llenas de gratitud al RP Párroco y a todas las personas que tenían la bondad de acompañarla en esos momentos.
La Señora Alice Barber de Llosa, Vice presidenta de esta Institución, entregó a la Sra. Presidenta, en nombre de la PIA UNIÓN DE S. TERESITA y amigos, una artística medalla de oro con la imagen de S.Teresita y un pergamino firmado por los donantes.
Esta actuación terminó con una champañada en la cual, la homenajeada recibió las congratulaciones de todos los presentes.

AÑO XXXV
Lima, enero – febrero 1961
Núm. 216


PARROQUIA DE SANTA MARTA

INAUGURAMOS ESTE TEMPLO PORQUE NO HUBIERON TRABAS, DIJO PRELADO.

AREQUIPA “EL PUEBLO”- A menos de 11 meses del sismo de enero de presente año, se inauguraron ayer las obras de la reconstitución del templo de la Parroquia de S. Marta, que regentan desde 1930 los Padres Carmelitas Descalzos.
Este templo, es tal vez el más antiguo de al ciudad de Arequipa, pues en 1559 ya se le asignaron los terrenos para la parroquia ya creada, para indios ya que ese mismo año había sido declarada Santa Marta, Patrona de Arequipa.
En 1930 los PP Carmelitas, inauguraron el antiguo templo remozado. A fines de 1958, volvieron a bendecir las obras de refacción de los daños causados pro el sismo de ese mismo año y en la fecha se han inaugurado las obras que en su parte principal han consistido en la renovación de una cúpula; la reparación de techo del templo; la construcción de los altares; quedando por renovar las dos torres.
Las obras efectuadas han estado a cargo del Ingeniero Arquitecto Señor César Díaz González, a un costo de más o menos 300 mil soles y se ha construido esta merced al celo del Comisionado Provincial de la Orden en el Perú MRP Fr. Jacinto Arraibi; al actual Padre Párroco RP Fr. Teresio Elorrieta a las Casas Carmelitas de la Provincia peruana, y a los feligreses y fieles.

CEREMONIA DE BENDICIÓN
A las 9:30am el RP Fr. Jacinto Arraibi revestido con capa de coro y acompañado por los RP Fausto Bartón SM y RP sr. José Rivera, con dalmáticas condujeron bajo palio procesionalmente el Santísimo Sacramento en el Altar mayor, se dio la bendición Eucarística.
Luego el Excmo. Mons. Fr. Leonardo José Rodríguez Ballón, revestido de ornamentos pontificales en el altar mayor manifestó su complacencia de padre y pastor de esta grey, al inaugurar la obra de restauración del templo parroquial de Santa Marta, que se había hecho gracias principalmente a la “falta de trabas”. Agradeció el celo de los religiosos especialmente del Padre Jacinto, a quien aprecia todo Arequipa, por su iniciativa y obras de carácter social, habían conseguido los medios para las obras que se inauguraban.
Seguidamente, procedió a la bendición litúrgica del techo del templo, cúpula, coro etc., habiendo actuado de padrinos el Prefecto del Dpto. y Sra. representados por el Sub Prefecto Sr. Fernando Corzo Arredondo y señora Cristina Portocarrero de Corzo R; Sr. Alcalde doctor Jorge Vásquez S., Comandante General de la Tercera División Ligera representado por el Jefe de Estado Mayor, Coronel César Cabreros y Sra. Lucila Delgado de la F. de Cabreros; Presidente de la Corte Superior de Justicia Doctor Tomás F. Meneses y Sra. Olga D. de Meneses y Presidente de la Beneficencia Sr. José Velarde Soto y Sra. Carmen Tálleri de Velarde Soto.
Finalizada la ceremonia de Bendición el RP Fr. Jacinto, celebró la Misa cantada acompañado de los sacerdotes Padre Bartón y Pbro. Rivera. Esta fue magníficamente oficiada por el Coro “Palestrina”, con acompañamiento de orquesta hábilmente dirigido por el joven maestro Sr. Manuel Castro.
Acabada la Misa, el Padre Arraibi pronunció elocuentes frases de agradecimiento para todas las autoridades y personas asistentes, especialmente para los padrinos.

PLACA CONMEMORATIVA
Al pie del coro, se efectuó luego la bendición de una placa conmemorativa, en honor del Padre Jacinto, en cuya ceremonia pronunció magnífico discurso enalteciendo la persona del religioso homenajeado el doctor Adrián Mendoza Poggi, en nombre de los feligreses. Esta placa, fue descubierta por las señoras María Doering viuda de Talavera y Elena Agramonte vda. de Roberts.
Se repartieron bonitas estampas de recuerdo.

AÑO XXXVIII
Lima, mayo – junio 1964
Núm. 236

BENDICIÓN DEL COLEGIO VOCACIONAL DE LOS PP CARMELITAS DESCALZOS

La Orden Carmelita de Santa Teresa estaba de enhorabuena aquel domingo 26 de abril Bajo la presidencia del RP Paulino de la Sma. Trinidad Delegado Provincial de la Orden en Perú, el Sr. Arzobispo de la Archidiócesis bendijo el nuevo Colegio para futuros sacerdotes carmelitas descalzos.

La bendición revistió toda la sencillez y ausencia de complicación que la Descalcez tiene como parte de su espíritu. A las 10 de la mañana se reunió en el parque de Lambramani, inmediatamente detrás de la finca que ocupa la Universidad de San Agustín, la Comunidad de Padres Carmelitas seguida de los aspirantes que van a inaugurar en la nueva casa otra etapa de su vida juvenil, fresca y generosa; al frente de estos el P. Livino de J. J. nuevo Director del Colegio.

El aspirantado que, desde el día de su instalación en el Perú radicaba en Chocope, se traslada definitivamente a Arequipa; su antiguo Director esta convencido de que lo ha dejado en buenas manos.

La “ciudad blanca” de Arequipa ha prestado a la ceremonia la mejor de sus colaboraciones: un cielo sin tacha, y el escenario de las nevadas andinas, paralelas a la cuales se levanta de Oeste a Este el nuevo Colegio.

Las capas de los Carmelitas y las sotanas, bien relucientes, de los aspirantes, estaban allí. Representantes de las Órdenes religiosas y del clero diocesano… y ningún curioso. Tenemos que destacar también la presencia de nuestras Hermanas Carmelitas Misioneras que en número de cinco vinieron a sumarse a nuestra alegría. Con su habitual “apiñes” en el rostro estaban también allí las 5 religiosas San José de Carandolet, catedráticos de la Universidad Católica, ubicadas en nuestra parroquia de S. Marta. Y junto a ellas y nosotros un grupo de devotos y bienhechores que vienen a llenar la satisfacción de tener una Casa más ¡Y de qué categoría!

Terminada la bendición del inmueble, S. Exc. Mons. Leonardo José Rodríguez Ballón procedió a celebrar la S. Misa en el altar levantado en el pórtico de la Casa, asistido por los Padres de la comunidad y acolitado por los aspirantes; abajo, a la sombra de los lindos árboles del jardín la oían nuestros devotos e invitados.

No podemos menos de incluir aquí un recuerdo emocionado de nuestras Madres Carmelitas Descalzas, cuya ley de clausura rigurosa no les han permitido estar presentes al acto, si no es en espíritu, como lo prometieron. Sus valiosas oraciones y la donación generosa que ha hecho al Colegio les merece la gratitud más cumplida de todos los que se han alegrado de ver esta nueva Fundación.

Los que conocen la topografía de Arequipa saben que la finca que, desde hoy, se llama carmelita, se encuentra entre la segunda y la tercera torrentera; al Norte todo es chacra (campo) y florido hasta el pie del volcán Misti; al Sur, el barrio del Carmen. De Oeste a Este se levanta el edificio de un solo piso, con una hermosa terraza ¡Qué bien la ha preparado el maestro Delgado! El nuevo Padre Director asegura que ni siquiera un terremoto le va sacar de sus quehaceres conventuales, pues el edificio tiene dobles cimientos y hasta los tabiques son de concreto (o de cemento armado). Una hermosa y limpia, laguna, chacra florida, huerta y jardín sombreados con árboles de más de veinte especies: cedros, palmeras, pinos, abetos, entre otras, completan el cuadro que, sin temor a caer en un tópico desafinado podemos denominar idílicos; y sobre todo mucha agua, espectáculo que al sufrido arequipeño le deja absorto de admiración.

La fundación ha dejado en Arequipa muchos recuerdos; entre ellos la visita de nuestro querido Padre Delegado con la aportación de todos los conventos en particular el de san José de Lima.
Y por fin, en la mente de todos el recuerdo de los dos primeros carmelitas descalzos peruanos, primicias de la Orden en estas tierras.

Ahí queda el nuevo Colegio preparatorio bajo la advocación del Niño Jesús. Muchas Órdenes religiosas habían pretendido esa posesión para sus fines apostólicos, hasta que ha sido el Carmelo quien lo ha tomado para sí.

Vale por mucho una anécdota que se oye contar, según la cual una alta Autoridad de Arequipa pregunta al Padre, y con extrañeza: “Pero ¿cómo han podido uds. fundar ahí? ¿Quiénes han intervenido? – Monseñor se le responde: precisamente unos amigos de Su Excelencia”. La sorpresa, que ha alcanzado el grado máximo se desvanece cuando el P. Ireneo le responde: “Pues… han sido Jesús, María y José”, esta pequeña historia si no lo prueba, por lo menos lo explica todo.

En el vestíbulo del Colegio, a mano izquierda y sobre el marco de una puerta queda, consagrada la gratitud del Carmelo a sus bienhechores, una lápida en blanco y oro, dedica a la principal artífice de la nueva Fundación:

GRATITUD DE LOS PADRES CARMELITAS DESCALZOS A SU INSIGNE BIENHECHORA SEÑORITA JULIA LÓPEZ DE ROMAÑA CASTRESANA
26 DE ABRIL DE 1964

 

P. Cosme Ugarte


El RP LIvino del N. Jesús Director del Colegio
De Vocaciones con los primeros aspirantes

AÑO XLIII
Lima, noviembre - diciembre 1968
Núm. 262

EL CARMELO EN EL SUR DEL PERÚ
Visión retrospectiva – actualidad pastoral – perspectivas


Es verdad. El Sur, casi despoblado de Carmelos. Casi olvidado. Con todo, desde hace siglos, en la apertura misma del cristianismo peruano, también sus extensas pampas e imponente montañas recibieron la fértil semilla del acendrado amor mariano reflejado en el santo escapulario del Carmen.

A lo largo de todo el Perú fructifica, desde los inicios conquistadores, la presencia carmelitana en la devoción de los nuevos cristianos. Lo mismo sucede en el Sur peruano.
Nuestras Madres de clausura personifican la primera realidad carmelitana. Y son las más numerosas. Los Padres ingresaron al Perú bastante después en este siglo. Y fue al cobijo y la llamada apremiante de ellas. Primero se establecieron por el Norte. Luego se posaría en Arequipa, en el año 1929

Y esta es la realidad sureña de hoy:
Arequipa, Mollendo, Cuzco, Abancay, Ayacucho – cinco palomarcitos de las hijas de Teresa.
Ica, Ayacucho, y Arequipa con su parroquia y su Seminario habitados por los discípulos de Juan de la Cruz.

En Cuzco, Arequipa, Sicuani, han extendido su espíritu misional nuestras Hermanas Carmelitas, en colegios y hospitales.

Sin olvidar a los Padres y Madres Carmelitas Calzados, con sus dos Prelaturas misioneras –Chuquibamba y Sicuani- y residencias en Arequipa y Camaná
Entre todos, un foco radiante de devoción y amor a la Madre del Carmelo en la extensa geografía sureña del país.

Arequipa. La ciudad Blanca. Parece cubierta por la blanca capa carmelitana. Sus sillares mústianos levantan la solidez de sus muros sobre la temblorosa tierra. A pesar de los sismos y del espíritu revolucionario de sus habitantes, la Virgen del Carmelo –maternal en todas partes- ha sabido proclamarse como Reina y Señora de muchos corazones arequipeños. En Arequipa también se quiere a la virgen del Carmen.
AREQUIPA. Los Padres Carmelitas Descalzos de la Parroquia de Santa Marta. En ella se encuentran desde marzo de 1929 cuando, abriendo brecha por el Sur, nuestros primeros carmelitas Hº Salvador, Padre Arturo y Padre Gabriel arribaron a esta ciudad mistiana para hacerse cargo del templo –casi en ruinas, como cuentan- dedicado a la patrona de Arequipa, Santa Marta.

De esos pioneros entusiastas solo queda nuestro Hermano Salvador que aún hoy enternece sus 78 años con esos primeros recuerdos, anecdóticos, de su arribo al puerto de Mollendo

¿Todo tiempo pasado fue mejor?

De Santa Marta siempre me han dicho un no sé qué queda balbuciendo en el ambiente de la gente. Tiene algo que atrae y aún hoy perdura.
La Iglesia de las Bodas arequipeñas –simpatía irradiada por la Madre del Carmelo; lugar de cita de los bautizados y confirmaciones dominicales.
Esa comunidad religiosa de virtuosos carmelitas que en casi 40 años han sido paño de lágrimas de tantas desgracias; han oído tantos pecados y han tratado de solucionar tantos problemas lo mejor posible, eso, solo Dios lo sabe. Lo que no podemos negar es que los Padres de S. Marta han ejercido su benéfico influjo espiritual en la ciudad del Misti. Y esto los arequipeños lo agradecen, porque lo reconocen.
La primera labor a la que se entregaron de lleno los Padres fue la restauración de su templo y la erección del convento. Diversas dependencias iban surgiendo por sus 4 costados. Y vino el terremoto del 60 que tantos destrozos produjo en la ciudad y cuyas ruinas se aprecian por sus calles, pero antes de un año Santa Marta herida ya estaba totalmente restaurada.
Una de las más meritorias obras de los Padres, ha sido desde antiguo la atención de hospitales. En 1934 se hicieron cargo del Hospital Goyoneche. Largas salas repletas de enfermos en la que se reza el rosario como en familia.
En 1960 al inaugurarse el nuevo Hospital General de la Pampilla a pesar de la distancia, la abrumadora carga que suponía para los pocos padres de la Comunidad. Los Carmelitas de Santa Marta tomaron la Capellanía del flamante nosocomio.
La atención catequética de los colegios es otro capítulo aparte e la historia de Santa Marta. Son numerosos los colegios dentro de los linderos parroquiales a los que año tras año se prepara para la Primera Comunión.

¿Y las perspectivas parroquiales de mañana?

En la actualidad conforman la Comunidad de Santa Marta los Padres: Teresio Elorrieta, el Superior José María Arrieta, Director del Seminario Carmelitano; Ireneo Madariaga, 23 años de arequipeño; Livino Duñabeitia, brillante compositor y Demetrio Plücker, peruano; los Hermanos Salvador Ollo, el veterano fundador del Convento y Antonio Quispe también peruano.
Pero no hablemos solo de Santa Marta. Formamos dos Comunidades bien diferentes, aunque en una sola. Como es sabido de nuestros lectores, en Arequipa se encuentra el único Seminario de los Padres Carmelitas del Perú. Un Seminario modesto, de solo 10 colegiales de secundaria pero la esperanza abierta para el futuro del Carmelo Peruano. Semillero de posibilidades y futuras bellas realizaciones. Los Padres José María y Demetrio se ocupan del Seminario. Una hermosa quinta, ideal para una auténtica vida contemplativa. Pero también ideal para forjar el temple juvenil de nuestros aspirantes.
Pero hoy Lambramani el barrio donde se encuentra el Seminario, ha tomado otro cariz. Ya no ser la única preocupación. Ya es una realidad la nueva configuración de la Parroquia de San José de Lambramani, creada pro el Sr. Arzobispo en vistas a la población de la zona con modernas agrupaciones urbanísticas que en un futuro no lejano darán al barrio de Lambramani un aspecto totalmente diferente. Los Carmelitas no podremos quedarnos atrás. Ya tenemos el atrevido proyecto de un complejo parroquial que comprende una iglesia con sus dependencias parroquiales y asistenciales, una gran zona educacional para primaria y secundaria, a cargo de religiosas.
Un ancho panorama se abre para nuestro futuro carmelitano Lambramani como centro de irradiación de un mundo nuevo para generaciones dedicados a la juventud, centrados en el Seminario con un apostolado vocacional específico, Lambramani se convertiría de verdad en foco de atracción e influjo para muchos jóvenes que integrarían nuestro Carmelo.

AREQUIPA COMUNIDAD. De izquierda a derecha.
Arriba, P. Livino del N. Jesús, H. Antonio Quispe,
P. Demetrio Pflucker, P. José M. Arrieta (Director del Colegio)Abajo, P. Teresio del N. Jesús (Superior y Párroco) H. Salvador Ollo
Ausente el P. Ireneo del N. Jesús


AÑO LVI
Lima, mayo – junio 1979
Núm. 326

BODAS DE ORO DE LA LLEGADA DE LOS P. CARMELITAS DESCALZOS A AREQUIPA

Patio interior del nuevo convento de Arequipa
con sus moradores RP Gabriel (1) fundador y superior de
la residencia RP Arturo (2) y el H. Salvador (3)

Bodas de Oro de la llegada de los PP. Carmelitas Descalzos a la muy noble leal y fidelísima Ciudad de la Asunción de Nuestra Señora del Valle hermoso de Arequipa.
Por cumplir este año La Parroquia las Bodas de Oro de la llegada de los Padres a esa Parroquia dejamos constancia de las fechas más importantes como son:
2-3-1929 llega a Arequipa el R. P. Gabriel de la Anunciación para dar comienzo a al fundación.
23-4-1929, El venerable Definitorio Provincial acepta la fundación de Arequipa.
21.6.1929, El Sr. Nuncio de S.S. autoriza la aceptación de los Padres Carmelitas de la Parroquia de Santa Marta
1.XI.29 se establece la primera comunidad con los Padres Gabriel de la A. como superior P. Arturo de la Inmaculada Alberdi y el Hº Salvador.
16.12.1929, la Sda. Congregación de Religiosas aprueba y autoriza la erección canónica de la Casa de Arequipa.
---------------------------------

En diciembre de 1932 se bendijeron las obras de reconstrucción de la Iglesia de Santa Martha. En diciembre de 1934 se terminó la construcción de la casa y se inauguró solemnemente.
-------------------------------

En la Parroquia de Santa Marta funcionan los siguientes grupos apostólicos: concejo Parroquial, cofradía del Carmen, jueves Eucarísticos, Pía Unión de Sta. Teresita. Archicofradía del Milagroso Niño Jesús de Praga, la Sra. de la Cueva Santa, Terciarios de la Vble, Orden del Carmen, Hermandad del Ser. de la Caridad; un presidium de la legión de María juvenil y dos de adultos, uno de ellos de universitarios. También funcionan en la Parroquia el catecismo de niños y otro de adultos, grupo de catequistas. Taller de Corte y Confección, Tejidos, cocina y repostería, cáritas. Todos los grupos apostólicos tienen sus reuniones regulares y trabajos según el carisma de su institución, con un sacrifico, dedicación y religiosidad verdaderamente admirables.
Desde las paginas de Santa Teresita” saludamos a los Padres Carmelitas Descalzos de la Parroquia de Sta. Marta en su Bodas de oro y les auguramos muchos y abundantísimos frutos en pro de la grey arequipeña de que el Señor le ha confiado.
A la ciudad de Arequipa la confesamos como la roma del Perú, la Ciudad Caudillo, la Blanca Ciudad, Ciudad de la Cultura, altos personajes en la política, las bellas, artes, religión.
Al saludar a los Padres Carmelitas Descalzos de Arequipa saludamos también gustosamente a la ciudad que ostenta en su escudo, con verdad y con orgullo e honroso título de MUY NOBLE LEAL Y DILELISIMA CIUDAD DE LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SERÑORA DEL VALLE HERMOSO., “lo afirmo y lo afirmo bien”…

 

Vicariato Regional del Perú de la Orden Carmelita
Tlf: (511) 4615825 · E-Mail: cecade@carmelitas.de