Usuario:

Password:

“...Un camino en el tiempo...”

Nuestra Santa Madre Teresa de Jesús, con el anhelo de continuar el celo de sus antepasados, los ermitaños del Monte Carmelo, recibió de Dios la inspiración para fundar pequeñas comunidades que renovaran la vida de soledad y oración de sus orígenes. Así, en el siglo XVI, Teresa hace renacer el Carmelo de antaño con su estilo evangélico y fraterno original. Junto a San Juan de la Cruz forma la nueva familia del árbol del Carmelo, que a través de los siglos se ha ido expandiendo por todo el mundo.

Así, desde el convento de las Madres Carmelitas Descalzas de Cartagena vienen has hijas de Teresa a la Ciudad de los Reyes para fundar un nuevo monasterio a petición del Obispo Don Agustín Ugarte y Saravia y de Don Diego Gómez de Silva y su esposa Doña Catalina María Doria.

El 20 de julio de 1643, las religiosas María de San Agustín, Juliana de la Madre de Dios y Lucía de Santa Teresa de Jesús iniciaron su marcha, y al cabo de 3 meses y 21 días de fatigoso y difícil viaje llegaron a la Ciudad de los Reyes el 17 de diciembre de 1643, fecha en que se funda nuestro monasterio, siendo el sexto en las Américas y el convento madre de las fundaciones peruanas. Madre Teresa no estrena convento sin que suene la campana y también aquí sonaron las campanas del nuevo monasterio. Ella lo hacía para anunciar a la gente, pero sobre todo para decir a sus hijas: Que venían a “Vivir en Obsequio de Jesucristo”. Pues la vida de la carmelita es un don de Dios que nos invita a vivir en amistad con “Cristo y María”; de ese modo, nuestra vida de oración y sacrificio se convierte en una misteriosa fuente de fecundidad apostólica y de bendición para la comunidad cristiana y para el mundo.

Llamadas a formar parte de la Orden de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, pertenecemos a una familia consagrada a su amor y culto; por ello, las distintas generaciones, desde los orígenes hasta hoy, han tratado de plasmar la propia vida a ejemplo de María, extendiendo también su devoción a todos los hijos de Dios. Nuestro Santuario abre sus puertas cada día, sobre todo el mes de julio, que s el mes consagrado a la Virgen del Carmen, a quien cientos de peregrinos acuden a rendir homenaje. El 16 de julio, que es el día central, la Imagen de la Virgen del Carmen que se venera en nuestro monasterio recorre las calles de Lima recibiendo a su paso el amor y la gratitud de sus fieles. María no sólo es modelo para imitar, sino también una dulce presencia de Madre y Hermana en la que se puede confiar, y que nos ayuda a una experiencia de encuentro con Cristo.

Así, a lo largo de 362 años, nuestro Carmelo ha acompañado comprometidamente con su oración el recorrido de la historia; ahora, renovadas por el Espíritu y fieles al tesoro que se nos ha confiado, deseamos continuar...

...esta historia que aún se sigue escribiendo...

“Tratar de amistad con quien sabemos nos ama...” Llamadas a ser en el corazón de la Iglesia el Amor, cultivamos sobre todo la oración asidua en un ambiente de soledad y de silencio para alcanzar ese puro y solitario amor que es más precioso delante de Dios y de más provecho para la Iglesia que otras obras juntas.

“...Sólo Dios basta” Nuestra entrega es una respuesta a “Vivir en obsequio de Jesucristo”

“Nuestra vocación es puramente contemplativa y consiste en la oración e inmolación con la Iglesia y por la Iglesia... especialmente por los sacerdotes, la salvación de las almas, la evangelización de los pueblos...”

“Llamadas por El a la vida del Carmelo” Nuestra comunidad teresiana es una familia, a semejanza del “Colegio de Cristo”, que se desarrolla en un clima de oración, sinceridad, sencillez y de alegría abierta a la Iglesia y al mundo...

“Vino nuevo para padres nuevos” Herederas de un gran carisma que se va derramando de generación en generación en una fidelidad siempre creativa y dinámica...

“Los 362 años de nuestra fundación nos llevan a entonar con María nuestro Magníficad al Señor de la historia: “Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí”.

Madres Carmelitas Descalzas de Carmen Alto
Monasterio De Nuestra Señora Del Carmen De Lima
DIRECCIÓN:
Jr. Junín 1100
Barrios Altos
Teléfono 328-1805
Web: www.virgendelcarmenlima.com

Vicariato Regional del Perú de la Orden Carmelita
Tlf: (511) 4615825 · E-Mail: cecade@carmelitas.de